Bienvenido/a

Tú eres mi Dios, por eso te doy gracias y te alabo


Hay una razón más que suficiente para agradecer a Dios y alabarlo, y es que su amor por nosotros no tiene límites. Cómo no alabarlo por el cariño con el que nos trata, por la bondad con que nos

aconseja, por su magnífica obra de restauración que día tras día forja en nuestro interior. 
Tanto es su amor, que no mira nuestras ofensas o retrocesos, sino que Su misericordia hacia nosotros es tan grande que sigue amándonos incondicionalmente. 
En la quietud de tu día de descanso, alaba a Dios, adóralo, cántale con todo el corazón, busca adorarlo en conjunto con otros creyentes, y exprésale tu agradecimiento y amor, Él te mirará desde su trono y se regocijará en ti.








Reflexión cristiana: La vida es una carrera que exige resistencia

Reflexión cristiana La vida es una carrera que exige resistencia















Muchas veces Dios tarda un tiempo en contestar nuestras peticiones. Queremos ver las respuestas inmediatas, estamos apurados, pero nuestra vida no es una carrera de velocidad,

Dios no se ha olvidado de ti ni de mi

Dios no se ha olvidado de ti ni de mi
Dios no se ha olvidado de ti. Él sabe exactamente dónde estás, por lo que estás pasando ahora mismo, y él está monitoreando cada paso de tu camino. Pero somos como los hijos del pueblo de Israel los cuales dudaron del cuidado diario que Dios tenía de ellos, aún cuando profetas fueron enviados para entregarles maravillosas promesas del cielo.