martes, 30 de septiembre de 2014

Cada día que comienza es un regalo del cielo: Vívelo con agradecimiento

Cada día que comienza es un regalo del cielo: Vívelo con agradecimiento
El despertador sonó aquel día como todos los días. Levantarse temprano pasó a ser parte de mi realidad durante años, como tantas personas.
Pero este día tenía algo diferente, a pesar de la rutina. 
Es que había abierto los ojos, dando gracias a Dios por ese día...
Luego agradecí por la ducha, más tarde por el desayuno y la ropa con la que me estaba vistiendo. La palabra "gracias" quedó resonando en mi interior durante toda aquella jornada.
Así fue como a medida que viajaba hacia mi lugar de trabajo, iba dando gracias por sentarme en el tren, por llegar a tiempo a la oficina, por el café tan rico que tomé... Y el buen humor parecía ir en aumento proporcionalmente con mi agradecimiento.
Sin embargo, algo llamó mi

lunes, 22 de septiembre de 2014

Hoy me propuse avanzar hacia lo nuevo



Llegar hasta el borde. Sentirme atrapada sin salida. Miedo a lo que no conozco... Esos sentimientos me han invadido sin parar. Es que cuando hay que caminar entre espinas, enfrentando dolor, angustia, frustraciones todo se hace más pesado, y sobran los motivos para quedarme estancada.
¿Cómo superar lo que no tiene solución? Cuando emprendí este camino tenía tantas ilusiones, que no podía más del entusiasmo. Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba. Decepciones con la gente, falta de compromiso de otros, falta de fuerzas para sostener lo insostenible.

lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Soy princesa!

Soy una princesa
"La princesa es todo esplendor..."
Salmo 45:13

La vida cotidiana muchas veces intenta hacernos bajar la mirada, y vernos como Cenicientas. A tal punto se vive esta condición, que todo lo que te rodea pasa a ser tan mediocre como esta actitud, y lo peor, se transmite a los que amamos. Sin embargo, la realidad que se viva en el hogar se construye