lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Soy princesa!

Soy una princesa
"La princesa es todo esplendor..."
Salmo 45:13

La vida cotidiana muchas veces intenta hacernos bajar la mirada, y vernos como Cenicientas. A tal punto se vive esta condición, que todo lo que te rodea pasa a ser tan mediocre como esta actitud, y lo peor, se transmite a los que amamos. Sin embargo, la realidad que se viva en el hogar se construye

Mi meta conyugal: que mis hijos estén en Cristo

Mi meta conyugal: que mis hijos estén en Cristo

"Cristo en ustedes, la esperanza de gloria."
Col 1:27

Una esperanza común de las parejas jóvenes que hacen proyectos acerca de sus familias futuras, es tener hijos sanos y felices. A medida que piensan en esto, la lista de cualidades comienza a incrementarse: hijos inteligentes, de buena conducta. Que sepan tomar buenas decisiones, que sean honrados. Que formen familias sanas, que sean sabios en sus negocios. Que sean visionarios y exitosos. Tal vez resulte abrumador pensar en todo lo que sueñan para un ser que ni siquiera fue engendrado aún, al punto que algunos deciden no tener hijos, porque no creen que puedan lograrlo en un mundo de injusticia, violencia y corrupción.

Para las parejas cristianas, el catálogo debiera resumirse en este punto: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Col 1:27). Un matrimonio cristiano puede darse por bienaventurado si los hijos que Dios le ha dado son todos creyentes y permanecen en el Señor toda su vida. Pr 23:22 dice: “Mucho se alegrará el padre del justo, y el que engendra sabio se gozará con él.” A diario vemos muchas familias que disfrutan de la fe en unidad con todos sus

jueves, 11 de septiembre de 2014

Acepto el reto


Me gustan los retos. Son motivadores... si los miras desde la perspectiva correcta. Para esta niña bajar de la pequeña altura del tronco del árbol puede ser abrumador,  o quizás simplemente esté calculando el riesgo.
Recuerdo cuando niña, los juegos que hacíamos con mi hermano y mi papá. Mi hermano, tres años mayor que yo, era un atleta para mi, sin miedo a nada. Siempre ganaba todas las carreras y desafíos, físicos o intelectuales. ¿Podré ser algún día como él?